National Endowment of the Arts - The Big Read
In the Time of the Butterflies

In the Time of the Butterflies

by Julia Alvarez

I found in literature a place where the table was set for all. Everybody was welcome. I found true democracy in reading.


Aunque Julia Álvarez nació en la ciudad de Nueva York, su familia se mudó de regreso a la República Dominicana cuando sólo tenía tres meses. La familia era relativamente rica y vivió cómodamente hasta 1960, cuando las autoridades descubrieron que el padre de Álvarez pertenecía al movimiento clandestino para derrocar al régimen. Temiendo por su seguridad, los Álvarez huyeron de nuevo a los Estados Unidos. Tres meses después, las hermanas Mirabal —fundadoras del movimiento clandestino— murieron asesinadas.

Álvarez, sus padres y sus tres hermanas convirtieron un pequeño apartamento en Nueva York en su hogar. A pesar del racismo de algunos compañeros de clase, Álvarez disfrutaba aprendiendo inglés y cree que esta experiencia le ayudó a convertirse en escritora. Como ella explica: “Al no entender el idioma, tenía que prestar mucha atención a cada palabra —un excelente entrenamiento para un escritor. También descubrí el acogedor mundo de la imaginación y los libros”.

Después de la escuela secundaria, Álvarez recibió su título universitario de Middlebury College y su maestría en Escritura Creativa de Syracuse University. Llevaba tres años enseñando en Middlebury College cuando se publicó su primera novela, How the Garcia Girls Lost Their Accents (Cómo las muchachas García perdieron su acento) (1991). El libro recibió grandes elogios y su éxito le permitió dedicarse a una carrera de escritora de tiempo completo. Tenía 41 años.

Álvarez vive con su esposo, Bill Eichner, en Vermont. En 1998, la pareja fundó la Finca Alta Gracia, una granja y centro de alfabetización situado al este de Pico Duarte, la cumbre más alta de la República Dominicana, en donde se cultiva café orgánico con técnicas ambientalmente sustentables. Las ganancias de la granja permiten mantener una escuela en la que niños y adultos de la zona aprenden a leer.

Una entrevista con Julia Álvarez

El 15 de octubre de 2009, Josephine Reed, del National Endowment for the Arts, entrevistó a Julia Álvarez. A continuación se incluye un fragmento de esa conversación.

Josephine Reed: Su familia abandonó la República Dominicana en 1960, cuando usted tenía diez años. ¿Cómo fue el cambio para usted? ¿Cómo le fue en la escuela?

Julia Álvarez: Nunca había visto unas escaleras mecánicas ni un ascensor, ni esas puertas que se abren solas cuando entras al supermercado. Habíamos aprendido que veníamos a la tierra de la libertad, al país de los valientes, a la tierra donde la gente es libre, y que todo iba a ser estupendo. Y lo que descubrí es que en el patio de la escuela los niños no eran muy agradables. Nos insultaban, nos decían que volviéramos al lugar del que veníamos. Así que no me sentí bienvenida. En cierto modo ese fue el momento más difícil de mi vida, porque sabía que no podíamos regresarnos, y sin embargo no quería quedarme aquí. Pero gracias a Dios que tuve una buena maestra de sexto grado y que descubrí la biblioteca pública, porque eso puso los libros al alcance de mi mano y me permitió descubrir que había otros mundos a los que sí podía entrar y donde todos eran bienvenidos.

JR: Para usted, ¿de qué trata En el tiempo de las mariposas?

JA: En el tiempo de las mariposas es un libro que me ayudó a entender la historia de mi país y la historia de mis padres. Era un libro que tenía que escribir porque era una deuda que tenía pendiente. Nosotros éramos la familia que se escapó y vino a los Estados Unidos, y aquí estoy —una escritora americana. Y, ¿cuál es la responsabilidad de los que sobreviven? Recordar y hacer recordar a otros. Al contar la historia es como realmente entendemos toda la complejidad de lo que nos sucedió. No sólo los hechos, no sólo ésto o lo otro, sino todas las capas de la complejidad de una dictadura y cómo salimos de ella

JR: ¿Conocían sus padres a las hermanas Mirabal?

JA: Todos los que pertenecían a ese grupo las conocían, pero mi padre no las conocía personalmente. Mi madre no estuvo en absoluto involucrada en el movimiento clandestino.

JR: Me gustaría hablar sobre la intersección entre historia y ficción en este libro. Por ejemplo, Minerva, ¿realmente le dio una cachetada a Trujillo en un baile?

JA: Hablé con mucha gente que tuvo experiencias con las hermanas Mirabal desde diferentes puntos de vista. Algunas de las cosas que la gente dijo fueron corroboradas por Dedé, pero otras no. Cuando le pregunté sobre la cachetada en el baile, ella dijo, “Julia, no hubo cachetada. En el baile, él le estaba haciendo insinuaciones que a ella le parecieron invasivas y repugnantes”. Dijo que hubo un intercambio de palabras y hubo una confrontación, pero no una cachetada. Sin embargo, otras personas que estaban en la misma fiesta juran que vieron y oyeron la cachetada. Incluso hay un famoso merengue sobre la cachetada. Al escribir el libro tenía que decidir qué verdades privilegiar, equilibrando diferentes puntos de vista. Finalmente, lo que importa en una novela es la verdad de acuerdo a la historia que cuenta o vive el personaje. De muchas maneras, la ficción se aproxima más a cómo vivimos nuestro momento histórico que un registro objetivo de los hechos.

JR: Julia, ¿por qué se lee? ¿Por qué lee uno?

JA: Hay muy pocas personas a las que uno conoce con la intensidad y profundidad que se conoce al personaje de una novela. Creo que los músculos que se tensan cuando se lee son los mismos que se usan para la compasión y la comprensión. Ser capaz de convertirse en lector es sensibilizarse y concientizarse de las cosas. Desarrolla la capacidad de ser compasivo, de comprender, de ver y de ser un ser humano más completo. 

Si desea leer libros que hayan inspirado a Julia Álvarez, puede empezar por:

The Arabian Nights (Las mil y una noches) (colección de obras, varios autores y traductores)
Leaves of Grass (Hojas de hierba) (1855) de Walt Whitman
Middlemarch (1871-1872) de George Eliot
The Woman Warrior (La mujer guerrera) (1975) de Maxine Hong Kingston
Disgrace (Desgracia) (1999) de J. M. Coetzee

The Big Read
Get involved with the Big Read!
Learn More

printfooter-logos
© Arts Midwest